Atrás

La ikastola Paz de Ziganda recibe a 3colegios de la Unión Europea

El centro de Villava trabaja junto con estos 3 colegios en el ámbito de la realidad aumentada y la realidad virtual aplicadas a la educación

19/11/2018

imagen

La Ikastola Paz de Ziganda acoge esta semana a tres centros educativos de Grecia, Italia y Chipre con los que trabaja en el proyecto Augmented Reality & Virtual Reality in Education, financiado por la Unión Europea a través del Programa ERASMUS+.

 

 

La realidad aumentada es una técnica que combina la realidad de los elementos físicos tangibles con elementos virtuales generados por la tecnología, creando así una realidad aumentada en tiempo real. La realidad virtual hace que el usuario se aísle de la realidad material del mundo físico para sumergirse en un escenario o entorno totalmente virtual.

 

El objetivo del proyecto es el desarrollo de metodologías y materiales para el uso de estas herramientas (conocidas como RA y RV) en la educación secundaria. “Se trata de recursos que ofrecen infinidad de oportunidades para un aprendizaje activo, y creemos que su presencia en educación crecerá exponencialmente en los próximos años” explica Iñaki Erroz, director de la Ikastola Paz de Ziganda.

 

El proyecto es interdisciplinar e incidirá especialmente en las competencias científicas. Por ello, en colaboración con el Planetario de Pamplona, se está aplicando una metodología novedosa, a través de un formato de Scape room adaptado, que  sumerge a los alumnos de Secundaria en una aventura en la que tienen que ir superando diferentes pruebas, en un tiempo limitado.

 

El Planetario es el escenario donde los alumnos tienen que aplicar las destrezas adquiridas en la ikastola. Un vídeo realizado por los propios alumnos da inicio a la prueba: “1969: Amstrong, Collins y Aldrin aterrizan en la luna y…”, a partir de lo que supuestamente observaron, y nunca trascendió,  se desencadena una historia ficticia que pone  a grupos colaborativos de 4-5 alumnos frente a un enigma cuya resolución precisa el uso de la RA y la RV, así como el diseño en 3D y la robótica.

 

Una vez presentado la situación los alumnos han de diseñar una llave, y producirla en una impresora 3D, que en la prueba final permite abrir el cofre en el cual hay un robot que, “desafortunadamente”, tiene un fallo de programación que tienen que solventar para superar el reto.

 

Antes de llegar a la fase final los alumnos, con sus propios móviles, tienen que aprovecharse de un marcador situado en “el jardín de las galaxias”, precisamente en la planta apadrinada hace unos años por la propia ikastola junto al Planetario. El marcador despliega información a través de la Realidad aumentada y los alumnos han de superar el siguiente enigma. Más adelante, para orientarse dentro del planetario, habrán de hacer uso de las gafas de realidad virtual y resolver varias pruebas en esa realidad paralela para acceder a la siguiente fase.

 

El hilo conductor del relato nos sitúa en la luna y presenta un panorama desolador respecto al medio ambiente. Si la humanidad no apuesta por un modelo más sostenible el planeta está en peligro. Los alumnos al final del proceso se comprometen en un panel virtual a asumir compromisos personales para cambiar esta tendencia desde lo que está en sus manos.

 

Los materiales creados serán cedidos al Planetario para su potencial uso por parte de otros escolares navarros.