Formación del profesorado

El Departamento de Educación lidera la planificación y el desarrollo de la formación permanente, un derecho y una obligación de todo el profesorado y una responsabilidad de las Administraciones educativas y de los propios centros.

Contacto: Sección de formación
Correo electrónico: secretaria.cap.pamplona@educacion.navarra.es
Teléfono: General 848 426232 Certificados y Convocatorias 848 424775 / 848 424776

Evaluación del Plan de Formación

La evaluación del Plan de Formación es el instrumento mediante el cual se pretende conocer el grado de consecución de los objetivos iniciales, el grado de satisfacción de ponentes y participantes así como de disponer de indicadores para el diseño de los planes de formación futuros y la comparación con los anteriores.

El objetivo de esta evaluación pretende, en un primer momento, analizar el grado de transferencia a la actividad docente en el aula y, en un segundo momento, examinar el impacto que tiene en el aprendizaje del alumnado.

Desde este punto de vista la evaluación del Plan de Formación debería servir a la consecución de los siguientes objetivos:

  • Conocer críticamente cómo se planifica y realiza la formación del profesorado y cuáles son los resultados obtenidos.
  • Comprender la dinámica interna que se genera durante el desarrollo de un programa de cualquier tipo de actividad de formación, para darle el seguimiento adecuado.
  • Valorar la incidencia de la formación en la configuración y realización de la práctica educativa.
  • Tomar decisiones para poder ajustar los programas sobre la base de criterios contrastados.
  • Contribuir a la mejora de las evaluaciones internas y externas del alumnado navarro.

La evaluación del Plan de Formación pretende ser un proceso reflexivo que permita conocer mejor los procesos formativos que se ponen en marcha y tomar decisiones sobre su desarrollo con el fin de obtener los mejores resultados. Por lo tanto, habrá que implicar en este proceso a quienes con funciones especializadas participan en los diferentes momentos de la planificación y desarrollo del Plan de Formación.

Desde esta perspectiva, un plan de evaluación deberá integrar en el proceso elementos tanto externos como internos, con el fin de contrastar la visión interna obtenida por todos los agentes implicados en los procesos formativos con la de los usuarios y usuarias y la de otros servicios de la Administración Educativa con incidencia directa en los centros.

Para que la evaluación sea lo más comprensiva posible es fundamental la labor de recoger información tanto objetiva como subjetiva por ello se cuenta con una batería de indicadores, como recoge la carta de servicios de la Sección de Formación, así como con diversas encuestas de satisfacción.