Reparación de los desperfectos y roturas de los chromebooks

Se entienden por desperfectos todo tipo de roturas (pantallas rotas, bisagras desencajadas, chasis rajados, teclas arrancadas, etc), así como los derrames de líquidos sobre el equipo, no las averías o fallos de funcionamiento, ni el desgaste habitual de los equipos (zonas rayadas o descoloridas).

En cuanto un chromebook del alumnado sufre un desperfecto debe ser reparado cuanto antes, sin esperar a que finalice el curso, aunque afecte a un elemento que no sea imprescindible para su uso (como por ejemplo una bisagra, una esquina del chasis, o alguna tecla poco utilizada).

Para ello hay que llamar al CAU, que abrirá una incidencia en GLPI. Conasa reparará el equipo, y añadirá a la incidencia tanto las explicaciones oportunas como la factura de la reparación (GLPI envía automáticamente un correo a la cuenta del centro, con todas estas actuaciones).

Posteriormente Conasa girará a la cuenta del centro la reparación (ya que es quien debe pagar en primera instancia estas reparaciones, y velar por que los equipos se encuentren en perfectas condiciones). Este método de facturación podrá variar a lo largo del curso, en base a otras soluciones que está buscando el Departamento.

Conasa llevará a cabo las reparaciones de dichas roturas (no son averías) en base al listado de precios que aparecerá publicado en el portal ikasNova.

Coste de reparación de chromebooks (IVA incluido)

 Precio por sustitución de pantalla de 11,6”

90 euros 

 Precio por sustitución de pantalla táctil de 11,6”

90 euros 

 Precio por sustitución de pantalla de 14”

112 euros 

 Precio por sustitución teclado

100 euros 

 Precio por sustitución touchpad

60 euros 

 Precio por sustitución chasis

118 euros 

 Precio por sustitución de 2 bisagras

85 euros 

 Arreglar conector de alimentación

90 euros 

 Arreglar USB dañados

50 euros 

 Arreglar conector de audio

36 euros 

 Precio por sustitución batería

105 euros 

 Precio por suministro de cargador compatible

35 euros 

 

En aquellos casos en los que el centro determine que la rotura se debe a un mal uso o a una falta de cuidado, reclamará a la familia del alumno el abono del coste de la reparación (que previamente ha pagado dicho centro), hasta un máximo del valor venal del equipo indicado en la siguiente tabla:

   

Chromebook

Chromebook Táctil

 

 Valor venal 

206,00€ 

278,00€ 

 Primer año

100% 

 206,00€ 

  278,00€ 

 Segundo año

90% 

185,40€ 

250,20€ 

 Tercer año

 75% 

154,50€ 

208,50€ 

 Cuarto año

60% 

123,60€ 

166,80€ 

 Quinto año

45% 

92,70€ 

125,10€ 

 Sexto año o más

24% 

49,44€ 

66,72€ 

 

En caso de que la reparación cueste más que el valor venal del equipo, el centro decidirá si lo repara (asumiendo la diferencia respecto al valor venal que va a pagar la familia) o si compra uno nuevo, dependiendo del estado de conservación del chromebook.

Si la familia se negara a pagar, el centro le podrá dejar un chromebook a dicho alumno para su uso en clase, pero no le permitirá llevárselo a casa. A su vez, le indicará a dicha familia que el Departamento de Educación podrá valorar cada caso e iniciar las actuaciones legales que se estimen oportunas.

El centro informará al Departamento de los siguientes casos, mediante el siguiente formulario:

  • Cuando el centro se haya hecho cargo del coste de la reparación (por considerar que no hay un mal uso, ni un cuidado incorrecto)
  • Cuando la familia se haya negado a abonar al centro la reparación (habrá que identificar al alumno, e indicar si pertenece o no a una familia vulnerable)
  • Cuando el centro haya asumido un coste de reparación superior al valor venal recibido por la familia.

En caso de chromebooks no devueltos por un alumno, pese a haberlo reclamado reiteradamente, el centro deberá comprar un chromebook para sustituir dicho equipo.

Tanto en el caso de chromebooks no devueltos, como de reparaciones por rotura que no quieran asumir las familias, el Departamento tendrá en cuenta la carga soportada por los centros al decidir el reparto de la financiación para el funcionamiento de dicho centro para el siguiente ejercicio presupuestario.