Software congelador

Muchos centros utilizan algún programa congelador, cuyo efecto es que los cambios realizados en el ordenador se deshacen cuando este se reinicia. Los programas congeladores permiten evitar problemas originados por un mal uso de los equipos, tales como infecciones por virus informáticos o instalación de programas no deseados, y garantizan que los ordenadores siempre se encuentran como el primer día que fueron instalados.

Los congeladores disponen de una función que permite definir un espacio del disco duro (normalmente una unidad o partición diferenciada), la cual se deja sin congelar. De esta manera se consigue que la documentación que se quiere guardar en el ordenador no desaparezca con su reinicio.

Pese a llas ventajas ya descritas, la congelación supone un inconveniente importante, y es la necesidad de descongelar los ordenadores cada vez que se quiera actualizar los programas que van quedando desactualizados. 

Conviene tener en cuenta que si se va a congelar un equipo es muy importante configurarlo para que no se lleven a cabo las actualizaciones automáticas (sistema operativo, los navegadores, el antivirus, Java, Flash, etc). Si no se hace, así las actualizaciones desaparecerán en cada reinicio, y se volverán a descargar e instalar en cada arranque del equipo, originando tráfico de internet totalmente infructuoso, y una importante pérdida de rendimiento en el ordenador.

Desde el Departamento de Educación recomiendamos no congelar ningún equipo que tenga antivirus. O se instala el antivirus o se congela el equipo, pero tener un ordenador con antivirus y además congelado es una fuente de problemas. Por mucho que se instale el antivirus en una partición sin congelar, o se añada a la configuración del congelador una excepción con las carpetas del antivirus, la realidad es que el antivirus acaba escribiendo en registro o en archivos congelados, con los problemas consiguientes.

En todo caso, si algún centro educativo decide utilizar un software congelador, recomendamos que utilice ToolWiz Time Freeze, que es libre y gratuito.

En aquellos equipos que tengan la imagen de Windows 10 del Departamento, el responsable de Nuevas Teconologías debe congelarlos o descongelarlos a través de la herramienta Configure, sin necesidad de meter ninguna contraseña (eso permite que desde el Departamento podamos actualizar dichos ordenadores). En esos casos no debe usarse ningún otro método de congelación.

Por último, por si algún centro utiza el congelador DeepFreeze, recordamos que se trata de un software de pago, del cual hay que tener la correspondiente licencia.