Formación del profesorado

El Departamento de Educación lidera la planificación y el desarrollo de la formación permanente, un derecho y una obligación de todo el profesorado y una responsabilidad de las Administraciones educativas y de los propios centros.

Contacto: Sección de formación
Correo electrónico: secretaria.cap.pamplona@educacion.navarra.es
Teléfono: General 848 426232 Certificados y Convocatorias 848 424775 / 848 424776

Presentación

Europa, el Consejo Europeo, ha recomendado a sus países miembros una nueva estrategia para el crecimiento y el empleo con el horizonte 2020.

Una de las líneas donde apoya el despegue y basa la obtención de sus objetivos, está en la Educación. Concretamente, en el cambio de mentalidad que debe operar entre las personas y los sistemas para superar la idea de que la formación "ocupe" una etapa de la vida de los ciudadanos ligada a su juventud y a su escolarización, para explorar nuevos conceptos de formación permanente y aprendizaje a lo largo de la vida.

El Consejo insta, también a España, a trabajar por reforzar la pertenencia al sistema educativo, aplicar medidas contra el desempleo juvenil, a sintonizar la  formación con las demandas del mercado de trabajo y muy especialmente, a potenciar la educación permanente.

En Navarra, los datos estadísticos que miden esos parámetros son mucho mejores que los ofrecidos por otras tantas regiones europeas, pero esta constatación no resta trascendencia a la labor que debemos acometer y al hecho de que debemos trabajar con verdadero empeño en obtener la mejor formación posible de nuestros jóvenes; jóvenes que van a desenvolverse en un contexto europeo y global.

Mejorar la calidad de la educación, y preparar a las nuevas generaciones para los retos de futuro, pasa inexcusablemente, por la "formación de formadores".

El Gobierno de Navarra promueve esta formación del profesorado garantizando una oferta diversificada y gratuita.

El Plan de Formación del Profesorado, reedita y actualiza esas herramientas  de trabajo que se articulan en torno al principio ordenador básico de las competencias profesionales docentes (científica, personal y social, didáctica, organizativa y de los sistemas de gestión de calidad, en innovación y mejora, comunicativa, digital).  La formación debe vincularse al ejercicio profesional y debe dotar a los profesionales docentes de los instrumentos, es decir, las competencias, que les sirvan para resolver los problemas de su labor docente.

Si mejorar la práctica de cada profesional es imperativo, no lo es menos mejorar el contexto donde el profesorado lleva a cabo su labor. Por ello, la formación debe seguir vinculada al centro, a los equipos docentes, a toda la comunidad educativa. De una formación centrada en la enseñanza, debemos ir evolucionando hacia una formación centrada en el aprendizaje del alumnado.

La escuela, la familia y la sociedad deben trabajar en equipo. De ello depende el futuro y, seguramente, la felicidad de las generaciones venideras.